¿Por qué mi gato no bebe agua? (Consejos y trucos)

Agua y gato. Tu gato beberá más o menos dependiendo de su actividad, de lo que coma y de la temperatura exterior.

Contrariamente a la creencia popular, ¡debes usar agua, no leche, para hidratar al gato!

Para determinar si su gato está comiendo demasiado o no lo suficiente, y cuáles son las diferentes razones, primero debe considerar las necesidades nutricionales reales de su gato …

Aquí hay algunos consejos y trucos para ayudarlo a aprovechar al máximo los hábitos de consumo de su mascota.

Necesidades y consumo de agua

Agua y gato

Los requisitos de hidratación de un gato de 4-5 kg son de aproximadamente 50 ml de agua por libra de peso corporal por día, lo que se traduce en una ingesta diaria de agua de 200 a 250 ml.

Estas necesidades pueden ser satisfechas por el agua abierta incluida en las bebidas y alimentos del gato, o por el agua de oxidación producida por el metabolismo del gato.

Catabolizar un gramo de proteína o grasa produce menos de 0,4 g, 0,6 g y 1,1 g de agua, respectivamente.

El contenido de agua en la dieta natural de los gatos, es decir, pequeños mamíferos y aves, es de aproximadamente el 70%.

Dado que el animal consume 200-250 gramos de alimento por día (dependiendo de sus necesidades energéticas), el 70% de sus necesidades de agua ya están cubiertas solo por su consumo de alimentos, sin tener en cuenta el agua adicional producida por los procesos metabólicos del animal.

Las necesidades de hidratación de un gato pueden satisfacerse completamente si consume un alimento húmedo que contiene 80% de agua (alrededor de 250-300 gramos en promedio).

Según estudios realizados hace más de 50 años, los gatos pueden satisfacer sus necesidades de hidratación simplemente comiendo pescado fresco o carne.

La cantidad de agua de los gatos depende de sus necesidades

La cantidad de alimento consumido por un animal está determinada principalmente por sus necesidades energéticas.

Un animal que consume alimentos con baja densidad de energía y alto contenido de humedad producirá más de 10 litros de orina.

Los gatos deben beber más agua para satisfacer sus necesidades de hidratación si se les alimenta con un alimento seco con un contenido de humedad de no más del 10%.

Los estudios sobre este tema han demostrado que cuando los gatos comen solo croquetas, usan menos agua en el mundo.

Por lo tanto, aunque los resultados de estos estudios siguen siendo contradictorios, a menudo se sugiere que el consumo principal o exclusivo de alimentos crudos aumenta el riesgo de desarrollar enfermedades renales y del tracto urinario.

La prueba de tensión cutánea

Puedes sentir la elasticidad de la piel de tu gato para ver si está bien hidratada.

Para hacer esto, coloque sus manos en sus omóplatos y agarre la piel de su cuello.

Cuando lo sueltes, debería volver a su posición original en tres segundos o menos.

Su mascota puede estar deshidratada si todavía está distendida, si el pliegue aún es visible o si el proceso de deshidratación tarda mucho tiempo en completarse.

Si este es el caso, no espere para consultar a su veterinario.

¿Qué pasa si un gato no bebe lo suficiente?

El sentido del olfato de los gatos está bien desarrollado.

Algunos cuencos no les quedan bien porque emiten un olor que les irrita, aunque no lo notemos.

Este es a menudo el caso con el recipiente de plástico.

Reemplácelo con un recipiente de vidrio o cerámica.

Además, si el agua en el refrigerador está demasiado clorada, los gatos pueden ser repelidos.

El agua se puede poner en una jarra por adelantado, almacenarse en el refrigerador y entregarse a su mascota al día siguiente.

Habrá perdido su olor como se esperaba.

Si no notas ningún cambio y tu gato ya no bebe, puedes probar con agua de manantial embotellada.

Asegúrese de reemplazar el agua en el recipiente con frecuencia, y no olvide poner un cubo de hielo en él cuando esté demasiado caliente.

Otra opción es invertir en una fuente de agua que se llene constantemente para su mascota.

Si tu gato sigue siendo un poco bebedor a pesar de estos esfuerzos, no dudes en adaptar poco a poco su dieta para proporcionarle una alimentación más húmeda.

Las necesidades de agua de los gatos están parcialmente cubiertas por la comida para gatos.

Una reserva de agua que se puede utilizar en cualquier momento.

Los gatos no beberán agua sucia, por lo que se recomienda proporcionarles muchas fuentes de agua.

Sin embargo, es crucial vigilar su ingesta de agua, ya que el consumo excesivo o insuficiente puede indicar un problema de salud que requiere una visita a la clínica veterinaria.

La hidratación excesiva puede ser un síntoma de diversas enfermedades, como insuficiencia renal o diabetes, mientras que la deshidratación puede ser fatal para un animal si no se trata.

¿Cuál es el mejor lugar para poner agua para los gatos?

Tenga en cuenta que la ubicación importa, así que no la ponga contra una pared, ya que su mascota puede sentirse expuesta (de vuelta a la habitación) si ladra.

También evite poner agua cerca de su tazón de croquetas, tiene otras necesidades.

No desperdicies sus posibilidades de hidratación multiplicando los puntos de agua en tu hogar.

¿Qué hacer si bebe demasiado?

La polidipsia ocurre cuando un gato consume más de 100 ml por kilogramo de peso corporal cada día.

En esta situación, consulte a un profesional de la salud tan pronto como sea posible.

Aunque puede ser un signo de una enfermedad, como diabetes o incluso insuficiencia renal, este comportamiento puede ser peligroso.

Solo los exámenes médicos podrán revelar el origen de este aumento inusual en la cantidad de alcohol consumido.

¿Sabes qué tipo de agua debes darle a tu gato?

La tendencia natural del gato es consumir menos alcohol.

Para ello, necesita agua de calidad y un sabor que resulte de ella.

Si no hay suficiente agua en el tanque, el primer paso es reemplazar el agua.

Recuerde que cada tipo de agua tiene un sabor distinto.

El agua del grifo es ideal para los gatos, excepto por el hecho de que pueden detectar demasiados productos químicos en ella.

Cualquier agua mineral o de manantial puede hacer el truco, pero tenga cuidado con aquellos que tienen un sabor obvio a espuma.

El gatito es muy sensible a la micción, es posible proporcionar cualquier tipo de agua al gato (grifo, manantial o mineral).

¿Por qué mi gato no bebe agua?

Los gatos son conocidos por sus problemas de hidratación. Los gatos siempre tienen sed, pero su propio sistema no está diseñado para beber agua de manera efectiva. Hay soluciones a este problema que son fáciles de aplicar. Este artículo cubre algunas de estas soluciones y explica cómo implementarlas para que su gato pueda beber el agua que necesita.

1. ¿Qué hacer si tu gato no bebe agua?

Si tu gato no bebe agua y tiene problemas, puede deberse a varias razones. Algunas posibles razones son que su gato está enfermo, tiene una infección del tracto urinario o una infección de la vejiga. Si no estás seguro de qué le pasa a tu gato, lo mejor es llevarlo al veterinario.

Si tu gato no bebe agua, debes tratar de ayudarlo tanto como sea posible. Puede hacerlo comprando una fuente de agua para su mascota. A los gatos les encanta el sonido del agua corriente y beben más. También es importante revisar el bebedero de tu gato todos los días y limpiarlo regularmente. Si a tu gato no le gusta el sabor del agua, intenta usar otro tipo de alimento para animarlo a beber más.

Si su gato no bebe agua, debe llevarla al veterinario para asegurarse de que no haya problemas médicos. Si tu gato bebe agua, pero aún no se ve saludable, debes tratar de alentarlo a beber más.

También puede intentar darle un nuevo tipo de comida o un nuevo tipo de agua. Si su gato se niega a beber agua, debe llevarlo a un examen médico y hacer que lo revisen si está deshidratado.

2. ¿Cuáles son las causas del consumo no relacionado con el agua?

Los gatos no beben agua, y hay varias razones para esto. Una razón es que los gatos tienen un órgano especial que extrae agua de sus alimentos y bebidas, y no puede extraer agua del aire. Otra razón es que los gatos no tienen sed, por lo que no necesitan beber agua. La última razón es que los gatos tienen una tasa metabólica muy baja, por lo que no necesitan beber tanta agua como los perros o los humanos.

Los gatos tienen una aversión natural al agua y a menudo la evitan. Esta aversión se debe a la falta de sed en el cuerpo del gato. Los gatos no pueden sudar, lo que significa que no necesitan beber tanta agua como otros animales. Los gatos también tienen un alto umbral de sed, lo que significa que solo beben cuando tienen mucha sed. Esto hace que sea difícil para los gatos beber suficiente agua para mantenerse hidratados.

3. ¿Cuáles son las consecuencias de no beber agua?

Los gatos son muy susceptibles a la deshidratación, lo que puede provocar diversos problemas de salud e incluso la muerte. Beber agua es una de las mejores maneras de mantener a tu gato hidratado y saludable. Si tu gato no está bebiendo suficiente agua, hay varios pasos que puedes seguir para ayudarlo.

Revise su bebedero diariamente para asegurarse de que esté limpio y lleno, y asegúrese de revisar el agua en su plato al menos dos veces al día. También puede poner una gota de agua en la parte posterior de su cuello para que sepa cuándo tiene sed. Si tu gato todavía no está bebiendo suficiente agua, debes llevarlo al veterinario para que pueda obtener la ayuda que necesita.

Los gatos tienen un sistema digestivo muy sensible y necesitan mucha agua para que funcione correctamente. Si un gato no bebe suficiente agua, mostrará signos como vómitos, diarrea o falta de apetito. Los gatos que no beben suficiente agua también tienen un mayor riesgo de desarrollar enfermedad renal e infecciones del tracto urinario.

4. ¿Qué causa la deshidratación?

Las causas de la deshidratación en los gatos son muchas. Esto puede ser causado por muchas cosas diferentes, incluyendo que el gato no bebe suficiente agua, el gato no orina lo suficiente, el gato no come suficiente comida y el entorno del gato es demasiado seco.

Otra causa de deshidratación en los gatos es el hecho de que el gato se enferma y no puede beber agua. Hay muchas otras causas de deshidratación en los gatos, pero estas son las más comunes.

5. ¿Cuáles son los síntomas de la deshidratación?

Si su gato no está bebiendo suficiente agua, debe prestar atención a algunos síntomas. El primer signo de deshidratación es que los ojos de tu gato se están hundiendo y le será difícil abrir los ojos. También pueden babear mucho, lo cual es un signo de baja producción de saliva.

Si su gato está deshidratado y no recibe suficiente agua, puede volverse letárgico y negarse a comer o beber nada. Su gato también puede vomitar y orinar más de lo habitual. Si tu gato está deshidratado, es importante que beba más agua de inmediato.

A medida que el cuerpo pierde líquido, se vuelve más difícil para él hacer cosas básicas como digerir los alimentos y mantener su presión arterial alta. Los síntomas de deshidratación en los gatos incluyen estómago hueco, letargo y piel seca. Si notas alguno de estos síntomas en tu gato, es importante que lo lleves al veterinario lo antes posible.

Evite la leche de vaca.

Contrariamente a la creencia popular, los gatos no beben leche como su bebida principal.

El gato adulto, por otro lado, se contenta con beber agua para lubricar su piel.

Además, su flora intestinal no está adaptada a la digestión de la leche, lo que podría provocar diarrea.

Conclusión: Si tu gato no bebe agua…

Esperamos que te haya gustado nuestro artículo explicando por qué tu gato no bebe agua. Sabemos lo frustrante que es que no puedas hacer que beba nada, y sabemos lo importante que es para tu gato beber la cantidad correcta de agua cada día. En este artículo, destacamos las razones más comunes por las que tu gato no bebe agua y algunos consejos para ayudar a tu gato a volver a la normalidad. Estos consejos ciertamente no son la solución a todos los problemas, pero siempre son mejores que nada. ¡Esperamos que este artículo te haya sido útil!

Encuentra tu guía completa para adoptar un gatito haciendo clic aquí

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *