¿Cómo tratar el cáncer de gato?

Cáncer del gato. Al igual que otras especies animales, los gatos no están protegidos contra el cáncer.

Puede manifestarse de diferentes maneras.

La aparición de síntomas y la progresión de un tumor son indicadores esenciales en el proceso de selección del tratamiento, con el fin de tener en cuenta la posibilidad de recurrencia.

¿Cómo se puede expresar el cáncer en un gato?

Para superar esto, ¿cuáles son los servicios veterinarios más importantes?

¿Por qué mi gato tiene cáncer?

Cáncer de gato

Los perros y gatos viven más tiempo y desarrollan enfermedades relacionadas con la edad, como el cáncer, gracias a los avances en medicina veterinaria, vacunas y una mejor atención médica para las mascotas.

Además, varios factores ambientales, como la exposición al sol o la inhalación de gases de emisión, pueden aumentar el riesgo de cáncer en las mascotas.

Por ejemplo, no esterilizar perros y gatos a una edad temprana aumenta significativamente su riesgo de desarrollar tumores de mama.

Finalmente, también hay factores genéticos.

Algunas razas son más vulnerables a ciertos tipos de cáncer que otras: los perros grandes tienen más probabilidades de desarrollar tumores óseos que los pequeños.

Monitorea a tu gato regularmente

Debe consultar a un médico si nota una indicación de una apariencia extraña que reaparece, desaparece y luego reaparece nuevamente.

Estos síntomas y signos pueden conducir a un diagnóstico temprano, y a menudo usted es el primero en notarlos al observar a su mascota.

Si no está seguro, vaya a ver a su veterinario que conoce al animal y es la mejor persona para confirmar o negar un cambio que está fuera de lo común.

Si este es el caso, el gato debe ser enviado a un centro veterinario de cáncer para un diagnóstico preciso y opciones de tratamiento para aumentar la esperanza de vida.

¿Cuáles son los efectos secundarios del fibrosarcoma felino?

El fibrosarcoma se manifiesta primero como un pequeño bulto debajo de la piel de la cara, generalmente en la barbilla.

Esta masa no es demasiado pesada y, en general, es muy fuerte.

El gato no muestra signos de enfermedad en esta etapa del juego.

Sin ningún esfuerzo, el tumulto seguirá creciendo.

En la fase posterior, la piel puede volverse frágil y el fibrosarcoma puede abrirse, lo que lleva a sangrado e infección.

Además, el cáncer puede propagarse y afectar a otros órganos, como los ovarios.

¡Atención! No todos los bultos en la piel son fibrosarcomas.

Bajo la piel del gato, pueden aparecer crecimientos como bolas de grasa, tumores mamarios o abscesos.

Solo una biopsia del tumor por parte de su veterinario puede confirmar el diagnóstico de fibrosarcoma felino.

¿Es una enfermedad maligna o benigna?

Para determinar la causa del tumor, es necesario un examen histopatológico.

Para ello, se pueden utilizar biopsias o citopunciones.

Citopunción

La citopunción es un método para extraer células cancerosas del cuerpo usando una aguja en la parte superior de una jeringa.

El procedimiento se puede realizar tocando directamente una masa de tejido o mediante el uso de ultrasonido cuando se trata de un órgano interno.

Biopsia.

Bajo anestesia general, se toma una muestra de tejido u órgano para su examen a través de biopsias.

Esta intervención se llevó a cabo:

Usando un trocar, se realiza un pinchazo con un tubo cilíndrico de metal.

Es un procedimiento quirúrgico en el que se extrae un pedazo de tejido con un bisturí.

– Endoscopia: el veterinario utiliza un endocsope (herramienta flexible equipada con una fuente de luz) para viajar a través de las vías naturales del gato (tracto digestivo, tráquea, vesícula) y eliminar una hebra de tejido utilizando un huso.

Se puede hacer una biopsia al mismo tiempo que un procedimiento quirúrgico para extirpar el tumor.

Durante una citopunción o biopsia, la muestra tomada se analiza y se examina bajo un microscopio en un laboratorio de patología para ver si el tumor es canceroso o no.

La histología de un tumor maligno permite identificar su tipo (carcinoma, adenoma…) y su grado de gravedad: su grado (agresividad y velocidad de desarrollo) y su estadio (progresión de la enfermedad en el organismo y presencia o ausencia de metástasis).

A pesar de que la citopuntura es indolora y no requiere la aprobación del gato, no permite establecer una fórmula diagnóstica, a diferencia de las biopsias.

Qué tratamientos contra el cáncer en oncología

El tratamiento del cáncer no existe en forma de milagro.

Por otro lado, se pueden utilizar varios enfoques.

Pueden ser complementarios, dependiendo de la forma y evolución del tumor.

Después de realizar una biopsia para determinar si un tumor maligno está involucrado, se realiza una evaluación integral, que incluye radiografías y análisis de sangre.En casi todos los casos, se recomienda la cirugía.

Si el tumor no se ha diseminado a otras partes del cuerpo, se puede extirpar por completo.

Para facilitar la reducción adicional de las células cancerosas mediante radiación o quimioterapia, también se puede extirpar parcialmente.

Aunque la jubilación no es una cura, puede ayudar al gato a mejorar su calidad de vida.

Es común que la quimioterapia se use al mismo tiempo que la cirugía.

Es más fácilmente apoyado por los animales, incluidos los gatos.

¿Cuáles son los objetivos?

El objetivo es detener o retardar el crecimiento de las células cancerosas.

Es posible extender su vida por varios meses o incluso años, dependiendo de la forma específica de cáncer que tenga.

En comparación con los humanos, los perros tienen más efectos menores a largo plazo de los tratamientos de quimioterapia.

La radioterapia se puede usar en diferentes momentos, incluso durante la cirugía (intraoperatoria) y después de la cirugía (postoperatoria).

Requerirá mantener al gato en el hospital durante unos días.

En cualquier caso, es importante tener en cuenta que tratar el cáncer en su mascota tiene un precio.

Si las compañías de seguros desean cubrir un tratamiento tan largo, se debe tener cuidado para garantizar que se cumplan todas las condiciones necesarias.

¿Diferentes formas de cáncer felino?

Hay muchas formas diferentes de cáncer en la población felina.

Los linfomas son los más comunes.

Muchos órganos se ven afectados, incluyendo el sistema nervioso, el sistema digestivo y el intestino.

Pueden ser causadas por el virus de la leucosis felina, a menudo llamado FeLV o FIV.

Síntomas del cáncer:

Debido a estos tumores, los siguientes síntomas son comunes: fiebre, diarrea, vómitos, excoriación del cuello, pérdida de apetito o peso…

Diagnóstico de cáncer:

Cuanto más preciso sea el diagnóstico, mejores serán las posibilidades de supervivencia de su amigo.

El diagnóstico se basa en ciertas pruebas realizadas con células e imágenes médicas; desafortunadamente, estos procedimientos pueden ser costosos.

Después de extirpar las células cancerosas con cirugía, a menudo se necesita tratamiento de quimioterapia.

Prevención del cáncer:

Aunque el cáncer es multifacético y puede tomar muchas formas, algunos tipos de cáncer se pueden prevenir con acciones simples:

Para proteger a su mascota del FeLV, vacúnela y controle su salud.

Para detectar signos tempranos de cáncer, haga un chequeo anual.

No solo debe evitar inyectar a su gato entre los omóplatos, sino que también debe evitar inyectar a su mascota en las patas y los muslos.

Estos procedimientos veterinarios son reembolsados por un plan de seguro de salud especializado, que funciona de manera similar a su salud mutua, pero a un costo menor.

Una comparación rápida de estas mutuas, que puede hacer en menos de un minuto con nuestro comparador gratuito, puede ayudarlo si está buscando protegerse por encima de todo, pero también para hacer frente a los costos de la atención veterinaria.

¿Cómo adoptar un gato sin estrés y fácilmente?

Para acceder a nuestros cursos de formación haga clic aquí:)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *