¿Son necesarios los suplementos alimenticios para gatos?

Suplementos para gato. Los gatos jóvenes en crecimiento, una gata preñada y un felino mayor son ejemplos. A lo largo de su vida, el gato puede tener ciertas necesidades.¿Es posible responderlas? A través de una dieta equilibrada y a veces complementos alimenticios.

¿Qué tipo de música tocan? ¿Hay alguna manera de elegir? ¿Cuándo se entregarán?

Descubra todo lo que necesita saber sobre los suplementos alimenticios para mascotas en esta guía completa.

¿Debo comprar suplementos para gatos?

Suplementos para gatos

Es posible que la comida que le des a tu mascota no sea lo suficientemente rica en oligoelementos, minerales o nutrientes para proporcionarle todo lo que necesita.

El entorno en el que crece, su edad, su raza o incluso sus posibles enfermedades pueden requerir un suplemento nutricional.

Para garantizar la salud y el bienestar de su mascota, los suplementos dietéticos proporcionan las vitaminas y minerales que necesitan para crecer y desarrollarse.

Además, los suplementos dietéticos pueden ayudar a su mascota a manejar mejor el estrés, los cambios de rutina o los viajes.

Las deficiencias nutricionales pueden conducir a una pérdida significativa de cabello, problemas dentales o incluso depresión.

Agregar suplementos dietéticos a su dieta es bastante efectivo.

¿Cuál es el uso de los suplementos para gatos?

Si el alimento que le proporciona a su mascota no satisface sus necesidades, deberá complementarlo con suplementos dietéticos.

Contienen muchos elementos esenciales.

Sin embargo, tenga en cuenta que no deben representar ningún peligro para su compañero.

Incluso si su gato puede escribir, anteriormente estaba sano, por lo que debe ayudarlo.

Si bien la composición del suplemento satisface las necesidades nutricionales de su mascota a lo largo de su vida, puede ser particularmente importante durante ciertas fases de su vida, como el crecimiento, que requiere una gran cantidad de vitaminas y minerales, o durante el embarazo, que requiere una gran cantidad de oligoelementos.

Omega 3 para tu gato

El omega 3 es un poderoso antiinflamatorio natural que se encuentra en el salmón y otros peces de agua fría, como el arenque, las sardinas o el espadín.

Son beneficiosos para la apariencia de la piel y el pelaje, así como para mantener el desarrollo cognitivo de los gatos a medida que envejecen.

Además, son útiles para perros activos o que sufren problemas de artritis, ya que los ácidos grasos omega 3 en los aceites de pescado pueden ayudar a reducir el desarrollo de enfermedades graves o crónicas y combatir la inflamación en todo el cuerpo.

Las vitaminas son esenciales para una buena salud oral.

Vitamina D

La salud de los intestinos, la orina, los ovarios y las glándulas mamarias se ve reforzada por la vitamina D, que se puede lograr a través de los rayos ultravioleta del sol.

También regula el metabolismo del calcio y el fósforo.

Un exceso de vitamina D puede conducir a la calcificación arterial, mientras que la deficiencia de vitamina D puede causar raquitismo.

La deficiencia de vitamina D es común en los gatos domésticos, a diferencia de los gatos al aire libre que pueden sintetizarla exponiéndose a los rayos del sol.

Vitamina C:

Los gatos pueden sintetizar vitamina C por sí mismos, pero solo en pequeñas cantidades, ya que también deben absorberla en sus alimentos.

La vitamina C fortalece el sistema inmunológico del gato y es especialmente útil en caso de estrés, enfermedad o para gatos mayores.

Vitamina E:

Al igual que con la vitamina A, la vitamina E puede ser absorbida por las células grasas.

La vitamina E protege las grasas y aceites del cuerpo del daño oxidativo causado por los radicales libres y actúa como un antioxidante.

Las gatas adultas necesitan aproximadamente 2 mg de vitamina E por día, pero las gatas gestantes y lactantes necesitan más.

Vitamina A:

La vitamina A juega un papel importante en la salud de los ojos, la piel y el pelaje de los gatos.

Un suplemento de vitamina A puede causar problemas oculares y cutáneos en los gatos.

La ingesta excesiva de vitamina A es perjudicial para el cuerpo y puede provocar deformidades en el bazo y retraso en el crecimiento.

Un gato adulto que pesa 3 kilogramos necesita alrededor de 300 UI (unidades internacionales) de vitamina A por día.

Suplementos no esenciales para gatos:

Leche especial para gatos.

Este producto contiene muy poca lactosa, el azúcar de la leche, lo que hace que sea más fácil de digerir que la leche regular.

Sin embargo, a menudo es rico en calcio y vitaminas, que no son esenciales para una dieta equilibrada para un gato.

La ingesta excesiva de calcio y vitamina D podría incluso ser perjudicial (aumenta el riesgo de desarrollar cálculos uretrales).

Pero sobre todo, esta leche está llena de azúcar.

Por lo tanto, es importante evitar dárselo a un gato por sorpresa.

Vitaminas y taurina

La vitamina D y la taurina, un aminoácido esencial para la vista, la contracción cardíaca y la reproducción, no son producidas solo por los gatos.

Si el tazón está hecho en casa, carecerá de taurina y vitaminas, por lo que será necesario agregar un suplemento vitamínico.

Incluso si ya es un alimento completo, este tipo de alimentos no aportarán ningún suplemento nutricional, ya que consumir demasiada vitamina podría suponer un riesgo de toxicidad.

Golosinas industriales.

Contienen muchas calorías y mucho almidón, por lo que un gato solo puede comer una pequeña cantidad.

Además, los productos procedentes de fuera de la Unión Europea pueden suponer un riesgo para la salud.

Prefiera yogur, huevo duro, carne ahumada, verduras asadas y queso.

Consigue entender a tu gato realmente aquí

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *