¿Cómo reacciono a las convulsiones de mi gato?

Convulsión del gato. Las patologías cuyos síntomas son evidentes pueden infectar a perros y gatos.

Las preguntas relacionadas con trastornos neurológicos, problemas fisiológicos o una etiología desconocida centran la atención en los trastornos convulsivos felinos: ¡la epilepsia felina!

Convulsión del gato: ¿Cómo reconocer?

Convulsión del gato

Durante una convulsión completa, el gato pierde el conocimiento (es reactivo a su entorno), cae de lado y presenta contracciones tónicas y movimientos de pedaleo de sus extremidades; Esto se llama fase de accidente cerebrovascular.

Puede beber, beber, correr y orinar debajo de él, y a menudo es una escena impresionante.

Una fase llamada "aura" precede a este período de convulsiones, durante el cual el gato puede presentar trastornos locomotores o de comportamiento (está extrañamente agitado).

Después de la fase de convulsión, a menudo hay un período post-ictal durante el cual el gato se recupera, está agotado, puede atacar más, tiene dificultad para moverse, etc.

También hay convulsiones "peculiares", difíciles de reconocer ya que no hay pérdida de conciencia en este caso.

Puede ser, por ejemplo, un gato que se retuerce excesivamente, tiene los ojos en midriasis (pupilas dilatadas en reposo), o realiza un movimiento anormalmente repetitivo de su pata.

Si su gato tiene convulsiones, hay poco que pueda hacer más que mantener la calma, evitar hacer ruido a su alrededor y, si es necesario, atenuar las luces.

Sobre todo, no trates de abrir la boca o atrapar su lengua; No se ahogará, pero puede cortarlo con bastante fuerza, porque durante la fase ictal, el gato no controla sus movimientos y potencia.

Después de una emergencia, llame a su veterinario tratante lo antes posible para que puedan evaluar a su mascota e investigar la causa subyacente de la convulsión.

Su gato no corre el riesgo de morir de una convulsión, pero su vida está en peligro porque hace mucho en poco tiempo.

¿Qué causa la epilepsia del gato?

Las causas más comunes de epilepsia en gatos son meningitis, infecciones o enfermedades parasitarias.

La intoxicación, el agotamiento y la mutilación del alma son todos posibles efectos secundarios del metabolismo o enfermedad mental de una persona.

Si todas las razones enumeradas anteriormente son descartadas por su veterinario, el origen de la enfermedad sigue siendo un misterio y se llama epilepsia idiopática.

En este caso, su veterinario necesitará una prueba de diagnóstico de usted.

Su conversación se someterá a un examen exhaustivo para su análisis, que puede incluir un análisis de sangre, una muestra de líquido cefalorraquídeo, una tomografía computarizada o una resonancia magnética.

¿Cómo sé si mi gato tiene epilepsia?

El diagnóstico de epilepsia idiopática en un gato se realiza excluyendo todas las demás causas posibles de convulsiones.

Por lo tanto, el veterinario llevará a cabo su consulta de una manera muy metódica y le hará preguntas de manera precisa.

Este intercambio es crucial.

El veterinario comenzará por recopilar información sobre la raza, edad, orígenes, estilo de vida, salud y probable exposición a toxinas o medicamentos de su gato.

Al preguntarse sobre la causa de las convulsiones de su gato, él mirará la historia (historia de la enfermedad) preguntándole sobre el día de las convulsiones, el contexto, los eventos o anomalías que las acompañaron, y si las convulsiones fueron únicas o recurrentes.

alteraciones en el comportamiento ante la crisis, pérdida de conciencia o no, duración, intensidad, tiempo de recuperación…

¡Es mucho mejor si puedes grabar la convulsión en video!

Luego, su veterinario llevará a cabo un examen clínico y neurológico de su mascota, así como los exámenes adicionales necesarios (análisis de sangre, resonancia magnética / tomografía computarizada, etc.).

Estas nuevas herramientas permitirán investigar otras posibles causas de convulsiones.

Estos exámenes indican que el gato tiene epilepsia idiográfica, si son realmente típicos de esta condición.

¿Cuáles son los síntomas de la epilepsia en los gatos?

Antes de la crisis, la fase del aura

Al principio, su mascota se comporta de manera anormal: está en la fase de aura.

Su gato está nervioso porque siente el comienzo de un ataque epiléptico en su nariz.

Sus convulsiones pueden durar unas pocas horas o incluso días.

Incómodo, el gato busca la presencia de sus amos para tranquilizarse o aislarse.

En general, este período pasa desapercibido.

La crisis o el ictus, esa es la cuestión

Esta segunda etapa corresponde a lo que se llama la "crisis", es decir, una descarga de energía eléctrica en el cerebro.

Esta fase dura solo entre uno y cinco minutos, pero es bastante violenta.

El cuerpo del gato fue robado.

Tu compañero pierde la noción del tiempo, se olvida de tomar una copa y produce gas sin darse cuenta.

Después de una crisis, comienza la fase de recuperación

El gato, todavía en medio de la conmoción, recupera la calma.

Desorientado y agotado, recupera gradualmente su espíritu y forma física.

Su gato puede mostrar signos de agresión.

Es consciente de sus dificultades para moverse y perder el equilibrio en todas las situaciones.

Se alimenta y trata de revivirse para recuperar fuerzas.

Crisis individuales

En este caso, solo una pequeña parte del cerebro se vio afectada.

Las crisis idiopáticas, es decir, las convulsiones sin etiología conocida, son un ejemplo de este tipo de crisis.

A menudo se expresan en forma de charla sobre la casa.

… ¡Pero esto no es un juego o una broma ligera!

Estos tipos de convulsiones pueden ser simples o complicadas, dependiendo del grado de pérdida de conciencia.

Crisis generalizadas

Aquí, todo el cerebro se ve afectado. Todo el cuerpo se expresa de una manera inusual.

El animal cae de lado, perdiendo toda conciencia a medida que sus músculos se contraen.

Los espasmos que se producen son impresionantes. El gato se acurruca sobre su espalda y comienza a pedalear en el vacío.

Sus mangas chocan. Respira por la nariz. El "gran malo" está ahí.nEl gato puede perder la lengua.

Sin embargo, para no agitarse, es mejor evitar tocarlo en absoluto.

En estas crisis a gran escala que afectan a toda la población, también vemos desastres de "pequeño mal".

En este caso, el animal vivirá solo unos días.

Pueden dejar de caminar o correr repentinamente, o perder temporalmente su atención.

Solo toma unos segundos para que vuelva a él.

¿Existe un tratamiento para las convulsiones de gatos?

La necesidad de un diagnóstico y tratamiento precisos de la epilepsia del gato no puede ser exagerada.

Ante las emergencias, el veterinario dispone de un tratamiento anticonvulsivo que debe seguir escrupulosamente y que puede administrarse de por vida dependiendo de la situación.

El fenobarbital es el tratamiento más utilizado porque es bien tolerado por los felinos. Sin embargo, existen otras opciones (zonisamida, levetiracetam, gabapentina, diazepam), algunas de las cuales tienen efectos secundarios graves en el hígado.

Además, es importante identificar la causa subyacente de la epilepsia e implementar el tratamiento adecuado para reducir el número de convulsiones y controlarlas mejor.

Sin embargo, es importante tener en cuenta que en los casos más complicados, el tratamiento puede ser insuficiente o incluso inadecuado.

El pronóstico, mientras tanto, podría distorsionarse.

Posibles efectos secundarios del tratamiento

Dependiendo del tratamiento administrado, pueden producirse efectos secundarios, como aumento del apetito y el hambre, aumento de peso, etc., aunque esto a menudo es bien tolerado.

Los gatos tratados por epilepsia deben visitar a un veterinario al menos una vez al año.

¿Las convulsiones causan la muerte del gato?

¡No te alarmes! A menudo sucede que las convulsiones no causan ningún efecto secundario y no tienen ningún impacto en la esperanza de vida del animal. Para garantizar la salud de tu felino, te aconsejamos que consultes a un veterinario que será el único que pueda orientarte en el tema. Durante un episodio epiléptico, lleva a tu gato a una oficina.

¿Cómo adoptar un gatito o gato sin estrés?

Para acceder a nuestros cursos de formación haga clic aquí

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *