¿Por qué desparasitar a tu gato y cuándo?

Estás leyendo el dossier: ¿Cómo y por qué desparasitar a tu gato?

Para garantizar el bienestar de su gato, debe pensar muy a menudo en administrar desparasitantes que le permitan luchar eficazmente contra los gusanos intestinales.

De hecho, estos últimos son parásitos que pueden dañar no solo su salud, sino también la de los humanos que comparten el mismo entorno de vida que él.

Al igual que las pulgas, los gusanos intestinales también pueden propagarse fácilmente a otros animales en la casa. Tampoco perdonan a los humanos.

Es por esto que es preferible saber lo antes posible cómo prevenir una infestación a través de una administración oportuna de dosis adecuadas de desparasitación.

¿Cómo y por qué desparasitar a tu gato?

Desparasitar a tu gato

Cuando los gusanos ocurren en su gato, son capaces de causar daños graves. La ascariasis es precisamente una enfermedad muy importante que afecta rápidamente a los gatitos.

Esta enfermedad puede transmitirse fácilmente a través de la leche materna del gato o a través de las heces del animal. Por lo tanto, la vulnerabilidad de su gato a los gusanos no está relacionada con la frecuencia con la que sale de su hogar o no.

El mero hecho de que puedan codearse con otras especies también puede ser una razón válida para sufrir las consecuencias de los gusanos intestinales.

Mejor, si es probable que su gato hurgue en los jardines, es aún más fácil para él atrapar gusanos intestinales. Los roedores como ratas, ratones y aves pueden ser vectores de transmisión (gusano pulmonar y gusano del corazón).

Cuando tu gato está contaminado con roedores y aves, la virulencia es mayor. También recuerde que su mascota también puede transmitir gusanos o parásitos a sus hijos.

Tipología de gusanos intestinales

Por norma general, el consejo de un veterinario es el que te ayudará a hacerte una idea clara sobre la naturaleza o tipo de gusanos contraídos por tu gato.

Sin embargo, también es posible confiar en la forma de los gusanos que terminan en las heces de su mascota.

La familia de gusanos intestinales se distingue como gusanos planos, cestodos, gusanos redondos y anquilostomas.

Más común en perros, los anquilostomas son gusanos intestinales que se transmiten muy rápidamente por simple contacto con la piel. Las tenias, todavía llamadas tenias, logran esconderse fácilmente en el pelaje de su mascota o en las cercanías de su ano.

Además, los gusanos llamados vejigas solo se pueden detectar con análisis específicos de la orina de su mascota. Estos gusanos son muy virulentos y pueden causar varios problemas urinarios a su mascota.

En esta misma categoría, los gusanos peligrosos, los gusanos cardiopulmonares, encabezan la lista. Muy poco presentes en Francia, estos gusanos representan una seria amenaza para su gato. Si viajas con él al lado de España o a los países del sur de Europa.

¿Cómo detectar una infestación de gusanos en un gato?

Para detectar la presencia de gusanos intestinales en su gato, existen varios enfoques. Para algunos versículos, la observación es visual y muy rápida.

Por otro lado, para otros, necesariamente tendrá que recurrir a pruebas o análisis específicos antes de hacer un diagnóstico confiable.

Además, los gusanos intestinales pueden causar trastornos digestivos, anemias o una serie de vómitos en tu mascota.

Cuando su gato se ve afectado por tenias, es posible que su gato tenga un mayor apetito sin tener sobrepeso.

Sin embargo, debes tomar medidas para consultar los dientes o las encías de tu gato. Esta pequeña rutina puede ayudar fácilmente a detectar la presencia de gusanos o anemia.

Cuando la encía está coloreada o se vuelve gris, debe buscar ayuda de un veterinario. Si es necesario, el veterinario le dará una opinión más informada y puede prescribir el tratamiento adecuado.

¿Cómo elegir el desparasitante adecuado?

Los desparasitantes suelen estar disponibles en forma de tabletas y pueden ser administrados por usted o por su veterinario. Siga las prescripciones de su veterinario para la dosis que se administrará a su gato tanto como sea posible.

El peso y la edad de su gato también cuentan en la dosis de desparasitantes. Las pipetas también son formas de desparasitación. Deben aplicarse a la epidermis del gato.

En caso de autodiagnóstico o automedicación como parte de la lucha contra las lombrices intestinales, es deseable optar por desparasitantes con un amplio campo de acción.

Sin embargo, las pipetas y las tabletas son efectivas contra los gusanos.

Para la administración, es posible disimir los desparasitantes en los alimentos. Esto hará que sea más fácil para ellos tomar. Será más fácil asegurarse de que el animal no lo escupa.

¿Qué se puede hacer para evitar la llegada de gusanos?

Se recomiendan dos enfoques cuando necesite llevar a cabo una lucha preventiva contra los gusanos. Como primer paso, considere administrar un desparasitante de 2 a 3 veces a su gato durante el año. Si este último es un gato de apartamento y consume solo alimentos procesados.

Por otro lado, es deseable llevar a cabo un tratamiento cada tres meses para los gatos que salen con frecuencia a la calle.

Para una lucha preventiva contra los gusanos intestinales, se recomienda llevar a cabo el tratamiento a todas las mascotas presentes en su hogar. Este enfoque es seguro y debe ir acompañado de un tratamiento simultáneo contra garrapatas y pulgas. Renueve la caja de arena de su mascota con frecuencia y podrá protegerla de las tenias.

Por favor, no mezcle los comederos de sus mascotas. Deje que los del perro se mantengan alejados de los de los gatos. Luego, use tratamientos naturales como plantas (artemisa, tomillo, clavo y ajo) para llevar a cabo también una lucha preventiva contra los gusanos intestinales. Lo mejor es mezclarlos con la comida de su mascota durante un período de 8 días si desea que se ingiera fácilmente.

Acabas de leer: Cómo y por qué desparasitar a tu gato

>> Descubre nuestra ficha sobre el gato turco de angora

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *