¿Cómo explicar que a mi gato le gusta masajear?

Hay muchas razones por las que a mi gato le gusta masajear . Los gatos masajean a los humanos con sus patas delanteras. Este comportamiento instintivo comenzó poco después de que nacieron los gatitos y se asemeja a cómo un panadero amasaría la masa.

¿Por qué a los gatos les encanta masajearnos?

Hay muchas razones por las que a mi gato le gusta masajear . Los gatos masajean a los humanos con sus patas delanteras. Este comportamiento instintivo comenzó poco después de que nacieron los gatitos y se asemeja a cómo un panadero amasaría la masa. En este comportamiento, usan sus patas para amasar una superficie blanda. Algunos gatos retraen sus garras mientras que otros las extienden. En cualquier caso, amasar es una excelente manera de comunicarse con los humanos.

Los movimientos de amasado de un gato no están relacionados con hacer pan o galletas. Lo más probable es que los gatos hagan esto cuando nos acarician. Algunos expertos piensan que es una forma de que sientan nuestro amor. Y aunque amasar al gato no tiene un propósito específico, algunos dicen que es una muestra de afecto. Si bien es posible que este comportamiento esté relacionado con otra actividad, podría ser una forma de que tu gato te exprese sus sentimientos.

Me masajea para mostrarme sus sentimientos

Algunas personas piensan que los gatos amasan como una forma de juego. Empujan sus patas contra una superficie con un ritmo que se asemeja a los movimientos de amasado de la masa. Algunos gatos usan solo sus patas, mientras que otros usan las cuatro.
Lees: Por qué a mi gato le gusta masajear.

¿Qué pasa si a mi gato le gusta amasar?

A mi gato le gusta masajear

Hay varias razones diferentes por las que los gatos hacen masajes. Es posible que desee darles este tipo de atención para aumentar su enlace. Sin embargo, debes evitar tocar la cara del gato. Durante un masaje, el gato debe estar tranquilo. Si el gato reacciona negativamente, podría ser una señal de que está preocupado. Si esto sucede, detén lo que estás haciendo. Luego puedes intentar frotar su cabeza o cola durante unos treinta segundos.

Al frotar la espalda de un gato, la mejor manera de hacerlo es ser lo más suave posible. Use los dedos pulgar, índice y medio para aplicar presión ligera a media en movimientos circulares. También puede usar las yemas de los dedos para apretar ligeramente la piel alrededor de los hombros. ¡Repita el procedimiento al menos seis veces y podrá extenderlo al nirvana!

Para que puedas masajear a tu gato. Al masajear a un gato, es importante tener en cuenta que los gatos son capaces de sentir sus emociones. Un tono suave y movimientos lentos ayudarán a un gato a relajarse. Esto también reducirá el nivel de hormonas del estrés en el cuerpo. Si tu gato está cómodo, incluso puedes extender el masaje. Tu gato probablemente lo disfrutará. Si no quieres pasar toda la sesión masajeando a tu mascota, prueba un breve masaje.

¿Por qué los gatos amasan?

¿Por qué los gatos amasan, te preguntarás? Puede parecer que están preocupados por hacer un nido. Sin embargo, su comportamiento está arraigado en la evolución felina. Puede haber evolucionado en respuesta a la amenaza de los depredadores y es una respuesta instintiva para protegerse.

Amasar es una forma instintiva para que los gatos marquen su territorio y se consuelvan. En algunos casos, tu gato puede amasar para comunicarte su afecto y transmitir su olor a otros gatos del barrio. Tu gato puede amasar más si está solo en casa. Pasa más tiempo con tu mascota. También puede hablar y jugar con él para ayudarlo a relajarse. Si tu gato amasa excesivamente, debes consultar a un veterinario para averiguar la causa.

Aunque no hay respuestas claras, muchas personas piensan que amasar es una forma para que los gatos marquen su territorio y transfieran su olor a otros gatos. También se cree que amasar está relacionado con la lactancia materna y la comodidad del sueño. Se cree que nuestros antepasados felinos aplanaron su área de dormir para evitar a los depredadores, y amasar es una reminiscencia de este antiguo instinto.

Masaje para gato: ¿Y si lo masajeas a su vez?

Hay muchos tipos de masajes para gatos y perros. Puede realizarlos usted mismo en casa, pero es importante recordar que también hay algunas precauciones de seguridad que debe tomar al realizarlos en su mascota. Los métodos incorrectos pueden causar una erupción o lesión. Masajear a su gato también es una excelente manera de vincularse con su mascota. Para asegurarte de que lo estás haciendo bien, aquí hay algunos consejos.

A algunos gatos no les gusta que les masajeen el vientre, así que si a tu gato no le gusta, pasa a otra parte del cuerpo. Luego, alterne entre masajes de cabeza y masajes de cola. Si la cola de tu gato se mueve mucho, detén inmediatamente el masaje y pasa a otra parte del cuerpo. Luego puedes abrazar a tu gato o darle hierba gatera.

¿Gato estreñido o enfermo? Recibe un masaje

Masajear la cabeza de tu gato también puede ayudarte a descubrir lesiones previamente desconocidas. También puede detectar parásitos y ayudar a aliviar el dolor de la diabetes, la enfermedad inflamatoria intestinal o la enfermedad renal. También puede mejorar el vínculo entre el dueño y su mascota. También puede reducir la agresión u otros comportamientos no deseados. Si recortas las garras de tu gato, puedes usar esta técnica para distraerlo. Es importante asegurarse de masajearlo de una manera que no dañe su piel.

Masajear a tu gato puede tener varios efectos:

El simple placer compartido con él.

La necesidad de ayudar a eliminar el estrés o la restricción …

La prescripción de un veterinario para aliviar el dolor después de una operación o trauma…

Entiende por qué masajear a tu gato

Masajea a tu gato

Puede parecer extraño para algunos, pero masajear a su mascota puede tener varios beneficios, tanto para el animal como para los humanos.

Ya has fortalecido el vínculo que tienes con tu bola de pelo mientras te relajas.

Finalmente, mejora su circulación sanguínea mientras reduce su presión arterial (¡el ronroneo tiene un poderoso efecto depresivo en el cuerpo humano!).

Finalmente, puede vigilar la salud de su mascota sintiendo signos de lesión o dolor.

¡Claramente, masajear a su gato durante 5 a 10 minutos todos los días es beneficioso!

Siga estos cinco métodos de masaje para asegurarse de que está utilizando los correctos.

Masajear a tu gato puede tener varios efectos:

El simple placer compartido con él.

La necesidad de ayudar a eliminar el estrés o la restricción …

La prescripción de un veterinario para aliviar el dolor después de una operación o trauma…

Entiende por qué es interesante masajear a tu mascota

Puede parecer extraño para algunos, pero masajear a su mascota puede tener varios beneficios, tanto para el animal como para los humanos.

Ya has fortalecido el vínculo que tienes con tu bola de pelo mientras te relajas.

Finalmente, mejora su circulación sanguínea mientras reduce su presión arterial (¡el ronroneo tiene un poderoso efecto depresivo en el cuerpo humano!).

Puede vigilar la salud de su mascota sintiendo signos de lesión o dolor.

¡Claramente, masajear a su gato durante 5 a 10 minutos todos los días es beneficioso!

Masajear a tu gato: La frente felina

A la mayoría de los gatos les gusta que les acaricien la cabeza.

Por lo tanto, se recomienda comenzar su masaje desde el frente.

Haz una serie de pequeños círculos en el centro de su cara usando tu dedo índice.

También es posible hacer pequeños movimientos circulares con los dedos índices en los ojos antes de pasar a las sienes y las manos.

Si su hijo comienza a ronronear, es probable que esté disfrutando de este momento de bienestar.

Masajear a tu gato: Las orejas

Toca sus orejas, desde la base hasta la punta, con los dedos.

Para masajear ambos oídos al mismo tiempo, use el dedo índice y el pulgar en lados opuestos.

Algunos gatos prefieren que su oído sea maltratado de una manera más extrema.

Masajear a tu gato: La barbilla

Pasa tu dedo índice hasta su barbilla con el máximo cuidado.

Si baja la cabeza, cierra los ojos y sigue ronroneando, trata de comunicar que es algo que aprecia.

Los tres lugares en los que centrarse

Masajear las patas

Cuando se trata de gatos, esta es una de sus áreas más sensibles.

Con el dedo índice y el pulgar, mueva suavemente su epidermis entre los dedos.

Al principio, puede parecer un poco fuera de lugar, pero pronto verás que tu gato cambiará de opinión.

Parte baja de la espalda y la cola

¡Este es uno de los lugares favoritos de tu gato!

Al observarlo desde atrás, notarás que está enderezando su cuerpo.

Esta vez, intenta acercarte un poco más a la base de la misma.

Con la mano, dibuja pequeños círculos alrededor de esta área mientras presionas más fuerte y tratas de localizar el lugar preciso que le brinde la mayor alegría y relajación.

La cabeza

La cabeza del gato es un área ultrasensible equipada con varios "sensores" que le permiten rastrear mejor a su presa en el espacio y detectar vibraciones de aire.

En otras palabras, no importa cuánto se ralle las orejas con las patas traseras, ¡no puede tocarse la cara!

La razón por la que lo disfrutará, pero también por la que le será útil, es obvia.

Comience acariciando su mandíbula (el área de su cuerpo que le permite marcar su territorio, para aprender más), luego su frente.

Y luego, en algún momento…

Cuando comience a ponértelo en la mano, ¡es hora de soltar tus garras!

No agresivamente, por supuesto, sino recompensándolo en la base de sus zarcillos describiendo pequeños círculos o bilateralmente sin agitar demasiado su cabello, porque esto, por otro lado, no le gusta.

Cómo ofrecer un masaje relajante a las mascotas

Si piensas en cómo un gato busca contacto con nosotros, notarás que las zonas que prefiere para acariciar son la cara, la cabeza, el cuello y la cola.

Por ello, para explicarte cómo ofrecer a tu mascota un masaje relajante, utilizaremos el mismo modelo, pero añade las siguientes recomendaciones:

Inicia el intercambio mientras esperas a que tu gato se acerque a ti.

Esto debe hacerse en un momento en que tenga tiempo y esté lo suficientemente tranquilo como para dedicarse a ello.

Tu gato mantendrá tu distancia si siente alguna tensión, excitación o nerviosismo de tu parte.

Es esencial que se instale en un lugar que sea cómodo para él y para usted.

Necesitas hablar con él con calma y afecto, para que entienda que tienes la intención de interactuar con él y tocarlo.

Es posible comenzar a acariciar los lados de su cara, donde libera feromonas positivas, tan pronto como se establece el contacto.

Para hacer esto, mantenga ligeramente los dedos juntos o simplemente sosténgalos en su punto más ancho.

¿Y si no quiere?

Si nuestro gato se niega a comunicarse, debemos parar inmediatamente.

Nunca, nunca, debes presionar a tu interlocutor porque sería contraproducente y perjudicial para tu relación con él.

No puede haber respeto sin ella.

Además, sus movimientos siempre deben ser suaves para que su gato entienda sus objetivos.

Puedes poner tu mano detrás de su cabeza y por encima de su cabeza, enfocándote en el área entre sus orejas y barbilla.

Otras técnicas

También puedes dibujar pequeños círculos al alcance de tu mano.

Puede mover el torso, como describimos anteriormente, así como amasar los lados, teniendo cuidado de no ejercer demasiada presión sobre la tráquea de su mascota.

A medida que avanza, mantenga la mano abierta y haga besos repetidos desde la parte posterior de la cabeza hacia el frente.

Además, la técnica se puede repetir en los flancos, evitando el vientre, ya que esta es una zona vulnerable de la anatomía del gato, a la que no le gusta que la masajeen.

Finalmente, puede masajear toda la longitud de la línea, de abajo hacia arriba, como último recurso.

Los beneficios del masaje

Es innegable que a los gatos les encanta ser acariciados.

Sin embargo, no siempre están dispuestos a dejarse tocar.

Como regla general, no necesitan tantos abrazos y masajes como los perros, por ejemplo.

>> Descubre nuestra ficha completa sobre ashera

>> ¿Por qué tiemblan mis gatos?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *