¿Cómo cuidar a un gato noruego?

En este dossier hablaremos del gato noruego. Todo sobre esta raza de gato en un artículo.

El gato noruego

Estás leyendo: El gato noruego

Si te gusta especialmente vivir en la naturaleza, el gato noruego será un excelente aliado. Este gran felino, aficionado al bosque y gran cazador, es un gato al que le gusta explorar su entorno. Aunque es un gato de apartamento, es particularmente aficionado a trepar a los árboles. Tal hábito no se mezcla bien con estantes y armarios con platos. Este gato estaría mejor en una casa con un gran espacio o terraza.

Norwegian Chat: Historia

El gato noruego es un felino nativo de Noruega. Norsk Skogatt o el gato de los bosques del norte es el nombre original de este felino. El gato noruego es una de las razas de gatos más antiguas. Sin embargo, los primeros escritos relacionados con una raza cercana al gato noruego aparecieron solo a principios del siglo XVIII.

Antes de 1983, no era posible llevar a cabo ninguna forma de exportación de esta raza de gato. Sin embargo, el gato noruego se reveló al mundo durante una presentación pública. Más allá de Noruega, este gato no era conocido. Sin embargo, fueron los cruces de gatos de pelo corto y con gatos endogámicos los que comprometieron a esta raza en su tierra natal antes de su reconstitución en 1970.

La raza ideal

Gato noruego

El gato del bosque del norte no solo es grande, sino también muy resistente. Con su imponente marco, es bastante robusto. Su cabeza, de forma larga y triangular, no pasa desapercibida. Su nariz recta sigue su frente plana.

Su pelaje es moderadamente largo y no es uniforme. Es más denso en el cuello. En épocas de calor, es posible notar que su tamaño puede disminuir y el volante también puede desaparecer.

Además, el gato noruego tiene orejas grandes inclinadas hacia adelante. Tienen mechones de pelo al final. Sus patas son grandes y robustas: sus anteriores son más cortas que las traseras. Sus ojos son oblicuos, grandes y almendrados. A menudo es de color dorado a verde. Su cola también tiene la particularidad de ser larga y muy tupida.

El carácter del gato noruego

Los colores del pelo de los gatos noruegos ahora se conocen, y esto en cada detalle. Se tienen en cuenta todas las variedades y no se toleran los híbridos, ya que están más cerca de los siameses.

No está apegado a su amo, porque le gusta su independencia. Respeta a su maestro si este último tiene en cuenta sus requisitos. Sin embargo, es mejor no adoptar un gato noruego si eres sedentario por naturaleza. Por otro lado, si estás buscando un aliado que te siga en tus aventuras, él es una de las mejores opciones disponibles para ti cuando se trata de felinos mascotas.

Un gran jugador

El gato noruego es un gran jugador. Le encanta divertirse y le gusta mezclarse con sus juguetes. La escalada es uno de sus pasatiempos favoritos. Por lo tanto, debe pensar en instalar árboles para gatos en lugares de su hogar para asegurarse de que a este gato no le falte algo para agarrar a veces. El gato noruego es muy aficionado a los mimos y más aún cuando está con su familia. A veces, también puede sacar su lado solitario y aún así lograr intrigarte.

Es muy inteligente y aprende rápidamente. Está dotado de un instinto de supervivencia extraordinario y puede sorprender gratamente a quienes lo rodean.

Aunque es tranquilo, el gato noruego puede tener episodios de locura mientras juega. Cazador desde sus orígenes, se adapta al entorno y a diferentes situaciones. Este felino prefiere tomar decisiones que le conciernen.

Su independencia:

La independencia del gato noruego lo convierte en un animal bastante peculiar que sin duda permanecerá un poco en guardia cuando tenga extraños frente a él. Para persuadirlo con éxito, debes ser paciente y discreto.

El gato noruego no debe confundirse con un gato siberiano o un mapache de Maine. Las diferencias se observan principalmente en sus cabezas y ojos. Estos dos rasgos físicos difieren de una raza a otra. La cabeza del gato noruego es de forma triangular y sus ojos son oblicuos y almendrados.

La cabeza del gato siberiano es cuadrada, y la del mapache de Maine es redondeada. En cuanto a sus ojos, están espaciados en el Maine coon y casi redondos en el gato ruso.

Comportamientos de los gatos noruegos

Esta raza de gato maúlla (demasiado), pero algunos individuos son muy tranquilos. Aunque es plácido, necesita hacer ejercicios y escalar. Instalar árboles para gatos en su casa o aceptar salir al exterior le permitirá vivir mejor.

De hecho, el gato noruego prefiere grandes espacios y puede sentirse atraído por el exterior. Es el efecto de su instinto y su naturaleza.

El gato del bosque noruego puede regular su nutrición. Sin embargo, algunos individuos de esta raza pueden ser codiciosos si no tienen distracciones.

Compatibilidad con el chat noruego

El gato noruego logrará llevarse bien con los perros si logras insertarlo de la manera más sutil. Dado que es capaz de subir con facilidad, puede refugiarse en las alturas en caso de problemas.

Este felino es simplemente un buen amigo para los niños. Sin embargo, es importante que pueda entrenar tanto a los niños como a los gatos en el respeto mutuo por los espacios de los demás.

El gato noruego es gigante y supera con creces a todos los gatos en peso. Por lo tanto, incluso si puede ser una buena compañía para las personas mayores, es importante recordar que esta última es bastante ruidosa a veces.

Con otros gatos, la observación es la misma que con los perros. La convivencia es posible siempre que cada gato sea tratado y colocado en condiciones que le convengan.

Cuidado y mantenimiento

El aseo del gato del bosque noruego es simple, ya que su pelaje es suave. Presta mucha atención a su cabello cuando pases de un período frío a un período cálido.

La pérdida de cabello es significativa y debes echarle una mano a tu gato noruego para que pueda mantenerse limpio todo el tiempo.

Además del período de muda, el gato noruego debe cepillarse todos los días para la eliminación del pelo muerto que puede ser numeroso entre dos estaciones. Durante sus períodos de muda, los pelos no se entrelazan mucho.

¿Cómo alimentar al gato noruego?

El Skogatt tiene una esperanza de vida de 15 años. Es un gato que necesita una dieta rica y muy equilibrada. Por lo tanto, este último debe contener proteínas útiles para mantener su bienestar. Cabe señalar que los machos deben ser alimentados más que las hembras, porque son más grandes. Sin embargo, debes tener mucho cuidado para que tu gato no tenga sobrepeso.

Es resistente. Gracias a su pelaje, puede adaptarse a períodos fríos y períodos de calor.

Entonces debes entender que cuanto más tenga el gato noruego la oportunidad de trepar, moverse y caminar como le plazca. Al hacerlo, será bastante complicado para él aumentar de peso.

Y salud

En términos de salud, ciertas enfermedades acechan a tu gato. Estos incluyen miocardiopatía hipertrófica, disfagia de cadera o enfermedad de almacenamiento de glucógeno. El primero representa una amenaza para el corazón de su felino, mientras que el segundo es una enfermedad hereditaria que puede causar un dolor insoportable en las articulaciones de la cadera de su mascota. La última es una enfermedad genética capaz de causar la muerte de tu gato. Es incurable.

Todo sobre la reproducción

En este punto, debes estar muy atento. Tu gato no puede reproducirse con otra raza.

Precio del gato noruego

Para adoptar un gato noruego, debes poder pagar alrededor de 1.000 euros. Sin embargo, es posible tener precios variados según varios criterios (sexo, edad, origen, linaje…). También planea 40 euros para satisfacer sus necesidades.

Acabas de leer: El gato noruego

>> Cómo y por qué desparasitar a tu gato

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *