¿Por qué demonios mi gato se tira pedos todo el tiempo? ¿Cómo actuar?

Mi gato se tira pedos. Todos los amantes de los gatos conocen la expresión "cuarto de hora de locura". Durante este tiempo, el gato se caracteriza por una manifestación frenética de posturas y comportamientos sin objetivo obvio. Pero, ¿con qué se relaciona esta oleada de actividad frenética que engendra flatulencia?

¿Por qué mi gato se tira un pedo?

Pedos de gato

La flatulencia en los gatos es bastante natural, ya que los intestinos y estómagos de los felinos contienen bacterias, y los gases se producen inevitablemente durante la digestión.

En algún momento, estos gases serán expulsados.

No hay motivo de alarma cuando esto sucede, especialmente porque rara vez se discute.

Hay problemas digestivos.

El aliento de gato atípico, sin embargo, se puede distinguir por su fuerte olor y mayor frecuencia con el tiempo.

Si el aliento del gato se acompaña de globos, vómitos, pérdida de apetito o ruidos del esófago, se le debe prestar especial atención.

El sistema digestivo puede verse afectado.

También puede comenzar a orinar si está estresado por su dieta.

Esto suele ser el resultado de la colaboración de varios gatos.
Lo mejor es separarlos hasta que esté listo para comer.

Algunos gatos, sin embargo, prefieren comer su comida demasiado rápido, para que otros no los muerdan.

Como resultado, los gases se acumulan en su tracto digestivo.

Finalmente, debe prestar más atención a las orejas del gato, porque a menudo se lame para limpiarlas, puede haber un problema.

Si tiene problemas para deshacerse de la suciedad, podrían promover el desarrollo de gases intestinales.

¿Cuándo debemos preocuparnos?

En general, los gatos no hacen tanto.
Sin embargo, es necesaria una visita al veterinario si el olor que emana de su flatulencia se vuelve muy nauseabundo.
Del mismo modo, si su gato tiene síntomas inusuales además de sus mascotas (bostezos, vómitos, diarrea, hinchazón abdominal, pérdida de apetito, sangre en el bazo), consulte a su veterinario.

De hecho, varias dolencias pueden resultar en el aspecto helado de un gato.
Por ejemplo, los virus gastrointestinales, las enfermedades inflamatorias intestinales, las neoplasias malignas gastrointestinales, las enfermedades pancreáticas y el vértigo gastrointestinal son todas posibilidades.

Pero no se preocupe, a veces todo lo que se necesita es un cambio en la dieta para que su mascota se deshaga de sus problemas de flatulencia .

¿Cómo ayudar al sistema digestivo de un gato?

Además de eliminar la fuente de flatulencia, a veces es necesario aliviar al animal con medicamentos específicamente adaptados a sus necesidades.
Sin embargo, el veterinario es el único que puede tomar esta decisión. Por lo tanto, es importante consultarlo tan pronto como note signos de problemas intestinales.

El veterinario primero determina la fuente de flatulencia y luego prescribe si es necesario:

Si la microbiota del animal está fuera de control, puede usar probióticos.
Por lo tanto, se puede fomentar el crecimiento de bacterias buenas.

Una pequeña cantidad de carbón, si el gato tiene problemas para expulsar sus gases.
Es importante no abusar de este método, que puede conducir rápidamente al estreñimiento.

Este es un plan de alimentación a corto plazo basado en alimentos terapéuticos.

Si es así, necesitarás una dieta para gatos obesos para ayudar a tu mascota a perder peso.

Para aquellos con problemas graves de flatulencia, el veterinario puede realizar pruebas adicionales para refinar su diagnóstico e implementar un plan de tratamiento adecuado si sospechan que existe un problema.

¿Qué debo hacer si mi gato tiene flatulencia?

Si notas que tu mascota tiene flatulencias de forma regular, o si observas otros síntomas (dolor abdominal, diarrea, estreñimiento, pérdida de apetito…), debes consultar a un veterinario.
Él podrá evaluar a su mascota y determinar el origen del problema.
Se puede poner en marcha un tratamiento adaptado a las necesidades del paciente.

Cuando un animal tiene problemas digestivos, puede ser necesario cambiar su dieta.
Los gatos son sensibles al sistema digestivo, por lo que hay alimentos especiales para ellos.
En algunos casos, también es necesaria una dieta terapéutica hiperdigestible o hipoalergénica (prescrita por el veterinario tratante).

También es una buena idea darle a su mascota un suplemento probiótico y prebiótico para ayudar a mantener su sistema digestivo saludable y promover una buena digestión.

El sistema digestivo de los gatos es sensible a los cambios bruscos en la dieta, por lo que se deben evitar grandes disparidades nutricionales.
También es necesario hacer una transición dietética durante al menos diez días en caso de un cambio en la dieta.

Para cachorros menores de seis meses de edad, se recomienda someterse a un tratamiento de desparasitación mensual.
Después de eso, se llevará a cabo cada tres meses.
Su veterinario podrá recomendarle el mejor desparasitante para su mascota.

Finalmente, se recomienda estimular la actividad física de los gatos y controlar su peso: se recomienda una dieta en caso de aumento de peso.

Te puede interesar: Ictus en gatos

Flatulencia felina y buena salud

Si tu gato orina mucho y sus heces huelen mal, puede ser un signo de una enfermedad digestiva como Tritrichomonas foetus o tricomoniasis de gato.
Llevar a tu gato al veterinario para la auscultación es lo mejor que puedes hacer si su gas está estancado o si aparecen otros signos de problemas digestivos, como diarrea o vómitos.
Por favor, traiga una muestra de alimentos frescos para el sistema digestivo de su mascota para ayudar a su veterinario a entender lo que está pasando.

La mayoría de las veces, los gatos rara vez son motivo de preocupación.
Su cuerpo simplemente está tratando de hacer frente a lo que circula dentro de él.
No olvide consultar a su veterinario. Él será el más calificado para acompañarte si tienes la más mínima duda. Además, antes de probar los remedios que pueda encontrar en Internet, siempre le aconsejamos que consulte.

Para acceder a nuestros cursos de formación haga clic ahora aquí

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *