¿Cómo prevenir el accidente cerebrovascular en gatos y cómo tratarlo?

Accidente cerebrovascular del gato: Es una enfermedad de los vasos sanguíneos. Estos vasos van al cerebro y normalmente lo drenan.
Un accidente cerebrovascular hemorrágico o hemorragia cerebral en gatos puede hacer que un vaso sanguíneo se rompa, mientras que un accidente cerebrovascular isquémico del gato o un infarto cerebral en gatos puede hacer que un vaso sanguíneo sea bloqueado por un coágulo, reduciendo el flujo sanguíneo a una o más áreas de la corteza cerebral .El accidente cerebrovascular
del gato es mucho menos común que el accidente cerebrovascular del perro.

Debido a la disminución del flujo sanguíneo y, en consecuencia, de la oxigenación, el área cerebral afectada tiene un rendimiento deficiente, como lo demuestran diversas disfunciones neurológicas específicas del área afectada.

Los gatos infectados tienen en promedio 8 años y medio de edad.
El accidente cerebrovascular en gatos se considera una emergencia veterinaria debido a su apariencia violenta.

¿Cómo sé si mi gato está teniendo un derrame cerebral?

Golpe de gato

Cualquier comportamiento inusual de su gato, como un cambio de actitud o un problema en la dieta, debe poner el chip en su oído.

Si sospecha un derrame cerebral, debe llevar inmediatamente a su mascota al veterinario, ya que se trata de una emergencia absoluta.

Factores que aumentan el riesgo de accidente cerebrovascular en gatos

Debido a que no son lo mismo, las personas que conocen los riesgos asociados con el accidente cerebrovascular en humanos tienden a pasar por alto la posibilidad de que los mismos riesgos puedan aplicarse a los gatos.
Esta es la razón por la cual la aparición de un derrame cerebral en gatos puede ser promovida por:

  • Un procedimiento de anestesia
  • presión arterial alta,
  • Un problema de coagulación
  • Enfermedad del gusano del corazón (conocida como ceguera del corazón).
  • Deficiencia de vitamina B1.
  • Un parásito que migra.
  • Meningoencefalitis granulomatosa (que es una infección del cerebro que pasa desapercibida).
  • Otro factor de riesgo para el accidente cerebrovascular en gatos pequeños es una anomalía vascular, sin embargo, es muy poco frecuente.

¿Qué hacer si se sospecha un accidente cerebrovascular?

La importancia del accidente cerebrovascular no puede ser exagerada.
Consulte a un veterinario para su mascota lo antes posible si observa alguno o todos los síntomas mencionados anteriormente, o si sospecha un derrame cerebral.

Trate de aislar a su mascota en un lugar tranquilo.
Quédate cerca de él y acarícialo; Háblale en voz baja.
Trate de no transmitir su ansiedad y tensión manteniendo la calma tanto como sea posible.

Para acelerar el diagnóstico del veterinario, anote todas las cosas que le parezcan anormales y haga una cita lo antes posible con su médico o la clínica más cercana a usted.

¿Qué se puede hacer concretamente?

Tan pronto como esté allí, explique al especialista todos los síntomas que ha observado, su duración e intensidad, así como cualquier signo y cambio que haya notado en su pequeño compañero que podría ayudar al veterinario a hacer su diagnóstico.
De hecho, el accidente cerebrovascular tiene signos clínicos similares a los observados en caso de infarto o embolia, los cuales son graves pero requieren un tratamiento diferente.
Por lo tanto, cuanto más precisas sean sus observaciones, más rápido podrá el veterinario identificar la patología subyacente y comenzar el tratamiento.

Cómo identificar el tipo de accidente cerebrovascular que causa el problema:

Una hemorragia cerebral, causada por la liberación de una gran cantidad de sangre en el cerebro después de la ruptura de los vasos es la causa del accidente cerebrovascular.
Este es un aumento de la presión en ciertas partes del cerebro debido a la acumulación de sangre.
La supervivencia del animal es muy inusual debido a la presencia de un coágulo, que impide que el cerebro del animal reciba el oxígeno, la glucosa y otros nutrientes que necesita.

En primer lugar, el profesional primero debe identificar el tipo de accidente cerebrovascular que sufre el gato para desarrollar un plan de tratamiento.
Además, para evitar que el accidente cerebrovascular se bloquee y cause más dificultades, es esencial reducir inmediatamente los niveles de glucosa y oxígeno en la sangre del paciente.

¿Cuáles son las diferencias entre embolia, hemorragia y accidente cerebrovascular?

El infarto, la isquemia, la embolia y la hemorragia cerebral se mencionan a menudo en la comunidad médica.

Es bastante difícil de navegar.
Hay dos formas únicas de describir el accidente cerebrovascular.

Primero, el flujo sanguíneo alterado al cerebro causado por la isquemia, como un coágulo, que impide que el cerebro reciba nutrientes esenciales como oxígeno y glucosa, es común en los gatos.

La hemorragia intracraneal, que hace que la sangre se filtre en las cavidades del cerebro, se describe como "presión intranasal". Este es un término utilizado para describir la hemorragia intracraneal.
Si la hemorragia cerebral es grave, puede conducir a la muerte súbita, sin dejarle tiempo para llevar a su mascota al veterinario o a la sala de emergencias de un hospital veterinario (CHV) abierto las 24 horas del día.

¿Cuáles son los síntomas?

Los síntomas de una persona varían dependiendo de qué sección del cerebro ha sido lesionada.

Tan pronto como su mascota muestre cualquiera de los siguientes signos de angustia, debe estar atento:

  • Trastorno cerebral.
  • El animal comienza a girar en círculos o ni siquiera puede hacer un semicírculo.
  • Es más cómodo acurrucarse contra una pared, por ejemplo.
  • Desorden del tren : inestabilidad o falta de cohesión en el movimiento.
  • Es muy raro que nuestras mascotas sufran convulsiones que aparecen de la nada
  • Parálisis: No importa si es desde el punto de vista del ojo o de la boca.
  • El nistagmo es una afección que causa movimientos oculares rápidos y anormales.
  • Vómitos: problemas de conducta: un animal perdido o desorientado.

Las probables consecuencias del accidente cerebrovascular en el entorno del gato.

¿Cuáles son las posibles secuelas?

Varios problemas de salud pueden ocurrir después de un accidente cerebrovascular, como insuficiencia cardíaca, hepática o renal, entre otros.

Los trastornos relacionados con el accidente cerebrovascular pueden requerir tratamiento a largo plazo durante toda la vida del animal.

Además, cualquier daño cerebral que no se trate dentro de las 24 horas posteriores al descubrimiento del accidente cerebrovascular del gato a menudo es irreversible.

Si un área crítica del cerebro ha sido dañada, la eutanasia puede ser necesaria.

Afortunadamente, si el accidente cerebrovascular se puede detectar y tratar temprano, existe una buena probabilidad de que el animal pueda recuperarse por completo.

El proceso de reintegración puede llevar algún tiempo e incluir rehabilitación y atención domiciliaria continua.

Al igual que con otros traumas y enfermedades, cuanto más joven es el animal, más probable es que se recupere de un derrame cerebral.

>> Descubre nuestra ficha completa para aprender a adoptar un gatito

>> Entrénate y debes imbatible en gatos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *