¿Cómo sé si mi gato tiene hipertensión?

Hipertensión del gato.La presión arterial alta es una enfermedad cardiovascular que puede afectar a los gatos, especialmente a aquellos que son ancianos o tienen afecciones subyacentes específicas.

Se caracteriza por un aumento de la presión arterial en las arterias, que puede provocar daños graves en los órganos si se repite y es de larga duración.

Descubre las características de la hipertensión, sus orígenes y consecuencias, así como los signos clínicos a buscar y el tratamiento a implementar.

Hipertensión del gato: ¿Qué es exactamente la presión arterial alta?

Hipertensión de los gatos

La presión arterial alta es una enfermedad cardiovascular que a menudo afecta a los gatos mayores y tiene graves consecuencias.

La patología se caracteriza por un aumento de la presión arterial.

Es posible que la presión arterial alta crónica sea causada por el estrés o el miedo, que puede causar un aumento en la presión arterial en cualquier momento.

Primaria o idiopática: No hay evidencia de una afección subyacente;

Secundaria a una enfermedad coexistente que corre el riesgo de un aumento regular y no frenado de la presión arterial (en el 80 al 90% de los casos).

La presión arterial sistólica (contracción del corazón) y diastólica (relajación del corazón) tiene valores medios de 124 y 84 mm Hg, respectivamente, en especies de gatos.

La presión arterial alta es cuando la presión arterial sistólica está por encima de 140 mmHg durante un período prolongado de tiempo.

¿Cuándo debería preocuparse por la presión arterial alta?

Se recomienda encarecidamente la preselección.

La presión arterial alta debe tratarse antes de que aparezcan signos clínicos sugestivos de lesión orgánica.

A menudo actúa como consultora o como refuerzo del cuadro clínico para:

Insuficiencia recurrente

hipertiroidismo

hiperaldosteronismo.

Consulte a un veterinario

Además, se esconde detrás de signos aislados que solo un veterinario puede detectar durante una consulta:

Pérdida de la visión debido a la acumulación de sangre en el ojo, retina caída, problemas cardíacos confirmados por radiografías anormales y problemas nerviosos que afectan el comportamiento de su mascota o causan dolor, como migraña severa en humanos.

En algunos casos, la medición de la presión arterial es un parámetro de monitoreo esencial: durante la hospitalización, la cirugía o para el seguimiento del embarazo en un animal en riesgo.

La presión arterial alta es un indicador pronóstico útil porque proporciona información sobre las posibles consecuencias y la gravedad de la enfermedad subyacente.

¿Cuáles son los signos y síntomas de la hipertensión?

La enfermedad a menudo progresa silenciosamente y sin síntomas obvios, dando la impresión de que el gato está perfectamente sano.

Cuando se mide la presión arterial o aparecen problemas graves, se descubre hipertensión.

Para evitar un mayor daño al organismo, los propietarios deben prestar especial atención a cualquier signo temprano de la enfermedad.

Un ajuste a la rutina del gato debe notarse de inmediato, y debe discutirse con el veterinario.

Qué hacer

Al principio, debes estar muy atento y vigilar a tu gato si tiene una enfermedad asociada con él.

De hecho, existen riesgos significativos de desarrollar presión arterial alta debido a este medicamento.

Además, las tormentas irracionales deben ser advertidas.

Un gato que se niega a usar su caja de arena y en su lugar defeca en lugares inusuales también es un indicador de advertencia.

Del mismo modo, un aumento en la cantidad de agua consumida por el gato puede ser un signo de presión arterial alta.

Los síntomas de problemas del sistema nervioso, como falta de coordinación, sensación de desorientación o mareos, son particularmente impresionantes.

Pueden aparecer algunos problemas con la alimentación, como vómitos y pérdida de apetito, lo que puede llevar a la pérdida de peso del animal.

El gato también puede estar muy cansado, incluso apático.

Los problemas de comportamiento a veces se pueden manifestar como hiperactividad o nerviosismo extremo.

La falta de aliento y el tono se pueden escuchar desde un punto de vista respiratorio.

Finalmente, antes de la ceguera, se pueden observar problemas oculares: disminución de la agudeza visual y dilatación de las papilas gustativas.

Hay síntomas tardíos.

Las enfermedades cardíacas, la tirotoxicosis y otros desequilibrios hormonales pueden contribuir a la presión intracraneal elevada en los gatos.

Además, los problemas menstruales como la insuficiencia están fuertemente involucrados en la aparición de la enfermedad.

Cabe señalar que el estrés no parece ser uno de los desencadenantes más importantes en los gatos, como lo es en los humanos.

Sin embargo, el miedo a la clínica veterinaria y la "bata blanca" podrían tener un impacto en esta medida durante el examen clínico.

A veces se pueden requerir varios pasos para refinar y certificar el diagnóstico.

Los primeros síntomas que pueden alertar al maestro no son obvios, ya que su aparición puede retrasarse.

Los problemas de visión, como sangrado o "blanqueamiento" del ojo (glaucoma), son los más peligrosos y deben informarse para evitar cualquier complicación.

Esto debería alentar al propietario a actuar rápidamente para evitar complicaciones.

Una hemorragia retiniana, o cualquier otra lesión ocular secundaria causada por la presión arterial alta, debe tratarse lo antes posible para evitar daños irreversibles.

Los síntomas pueden ir acompañados de polidipsia (mucha caca) o poliuria (mucha orina).

Además, el gato puede sufrir mareos o tener dificultad para moverse correctamente.

¿Cuáles son las consecuencias a largo plazo?

El daño ocular, cerebral, renal y cardíaco puede ser causado por la presión arterial alta.

Cuanto mayor sea la presión arterial, mayor será el riesgo de daño vascular a estos órganos.

La presión arterial alta puede conducir a la pérdida de la visión secundaria a la desaceleración bilateral del retinol.

También puede causar sangrado gastrointestinal, glaucoma y otras afecciones.

Por lo tanto, si un gato desarrolla repentinamente un caso grave de ceguera, sin ninguna otra señal de advertencia, la hipertensión puede estar presente.

En general, las lesiones están demasiado avanzadas durante toda la consulta, y el animal conserva secuelas.

Las convulsiones, la pérdida de la visión y la pérdida del equilibrio son todos los posibles efectos secundarios de la lesión cerebral.

La insuficiencia también puede ser exacerbada por la hipertensión del sistema arterial.

La clave para evitar la hipertensión del gato es la prevención.

La clave para evitar un desastre es la detección temprana, que se puede lograr a través de la prevención proactiva.

Con la ayuda de su veterinario, puede obtener un diagnóstico rápido y fácil.

Se colocará un pequeño manguito inflable en la parte superior del brazo o la cola del gato, y la fuerza aplicada por el animal se medirá inmediatamente.

La gran mayoría de los gatos son tolerantes y no tienen ningún problema con eso.

¿Cuál es la esperanza de vida del gato?

Un gato puede vivir muchos años con hipertensión si esta es cuidada y tratada. Tienes que hacer lo que sea necesario para acompañarlo. En caso de duda, simplemente puede consultar a un veterinario que le dará el procedimiento a seguir.

Para acceder a nuestros cursos de formación haga clic aquí

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *