¿Cómo y por qué eliminar la infección del tracto urinario del gato?

Infección del tracto urinario de gatos. Uno de los temas más comunes de discusión en medicina veterinaria es el problema de la micción en gatos.
Para los dueños felinos, esto es un verdadero dolor de cabeza tanto para el animal como para el dueño.
Cualquier problema urinario, ya sea causado por cistitis o producción de cristales o por una infección o incluso cálculos renales, requiere una visita al veterinario.
Contrariamente a la creencia popular, esto no es una venganza o un gesto de vergüenza por parte de un gato orinando fuera de su caja de arena.
A menudo le envía una bandera roja para hacerle saber que algo anda mal …
En lugar de gruñir, haga una cita con su veterinario para que examinen a su mascota.
No, este problema no se resolverá solo …
Empeorará con el tiempo y hará que el animal sea mucho más infeliz.
¡Estos gatos son buenas mazmorras!
Son capaces de ocultar sus síntomas durante mucho tiempo y mostrar solo un pequeño dolor.
Para reconocer los primeros signos de mala salud, realmente necesita conocer a su mascota de memoria.
Es posible que tu felino haya estado enfermo durante algún tiempo si notas un cambio significativo en su comportamiento.
Si cree que su mascota tiene un problema con la micción, preste mucha atención a los siguientes signos.

¿Qué causa la cistitis en un gato?

infección del tracto urinario del gato

Las infecciones bacterianas son la causa más común de enfermedad del tracto urinario y son un problema recurrente.
La vesícula puede desarrollar quistes y cálculos en la vesícula biliar durante el curso crónico de la enfermedad.
Hay mucha fricción entre ellos y la pared de la vejiga.
Esta enfermedad es debilitante para todos los gatos, aunque los machos pueden ser más vulnerables.
Por un lado, tienen una uretra naturalmente estrecha que puede ser ahogada por los uréteres entrecruzados.
La formación de cristales puede acelerarse si un gato se alimenta solo con alimentos crudos y no come lo suficiente.

Síntomas de problemas del tracto urinario

Verá una variedad de síntomas, algunos más obvios que otros, al controlar los problemas del tracto urinario.
El comportamiento de su mascota puede cambiar, y puede volverse más agitado o, por el contrario, tratar de esconderse o quedarse quieto.
Es posible que se niegue a comer.
También es posible que defeque fuera del baño.
Puede notar una cantidad excesiva de heces en el área genital.
Si nota que su orina tiene un tinte rosado, puede indicar la presencia de sangre.
De la misma manera, si su mascota tiene problemas para orinar y parece tener dolor, debe llevarlo a su veterinario de inmediato.

¿Cuáles son las razones de este problema?

Las bacterias del tracto digestivo son los culpables más comunes de las infecciones del tracto urinario.
Las bacterias presentes en las heces y, por lo tanto, en el área genital suben a la uretra e infectan el tracto urinario.
En un animal sano con un sistema inmunológico adecuado, estas bacterias no deberían ser capaces de colonizar la orina.
La inmunodeficiencia y, por extensión, la enfermedad secundaria pueden estar indicadas por una infección del tracto urinario.
También es posible que esté relacionado con la inflamación vesicular (cálculo, etc.).
Finalmente, la etiología de la inflamación de la cistitis aún se desconoce, aunque parece estar relacionada con un estado de ansiedad y posibles espasmos vesicatosos o ureterales.

¿Cuáles son las señales a tener en cuenta?

Es importante vigilar a tu gato y su comportamiento. Los signos a tener en cuenta incluyen orinar fuera de la caja de arena cuando está bien en la caja de arena, o viceversa.

La señal de advertencia que puede requerir una visita urgente a su veterinario es un gato que se niega a dejar de intentar orinar y no puede hacerlo normalmente.
En este caso, y especialmente si se trata de un gato macho, se recomienda encarecidamente consultar a su veterinario inmediatamente.

Otros síntomas a tener en cuenta incluyen rastros de sangre en la orina, micción irregular, pérdida de masa muscular o disminución del apetito.

¿Cómo se tratan los problemas urinarios?

El enfoque terapéutico para un problema urinario varía dependiendo de la razón subyacente.
Su veterinario puede recomendar un cambio en la dieta, aumentar la ingesta de agua o tomar medicamentos antibacterianos o antiinflamatorios.

Es esencial que le dé a su perro alimentos enlatados o secos especialmente formulados para minimizar el riesgo de enfermedad del tracto urinario.
No siempre es fácil cambiar la dieta para varios propietarios y varios gatos que están acostumbrados a comer alimentos secos.
Aquí hay algunas ideas para ayudarlo a usted y a su mascota durante esta transición crucial:

Verifique que su mascota se sienta bien y que recomiende comer su comida vieja antes de cambiar su dieta.

Aproveche su libertad para hacer las mejores observaciones posibles cambiando su dieta en el momento más oportuno.

Comienza por establecer un nuevo horario de alimentación: si tu gato está acostumbrado a comer cuando quiera, comienza permitiéndole comer solo una hora, dos veces al día.

¿Qué sigue?

Una vez que se ha establecido el nuevo horario, se puede introducir el nuevo alimento.

Comience reemplazando el 25% de su comida vieja con la nueva.

Cuando su mascota comience a comer el nuevo alimento, disminuya gradualmente la cantidad del alimento viejo.

Al final, el objetivo es poner lo menos posible o nada.

Haga cambios incrementales durante unas pocas semanas.

Si a usted o a su mascota no le gusta la comida en el recipiente, se pueden agregar una o dos tazas de agua caliente a cada taza de comida seca.

En caso de que no se acepte una determinada marca de comida para gatos, siempre existe la posibilidad de un reembolso o cambio de producto.

Por otro lado, cuando hemos encontrado un alimento que nos gusta, ¡lo conservamos!

Para hacer un nuevo plato más apetitoso, puede agregar una pequeña cantidad de ingredientes especiales, como jugo de carne, atún, almejas o salmón.

Puedes enviar tus ideas

Si tiene alguna otra idea, discútala con su veterinario antes de implementarla.

Durante el período de transición, su mascota puede comer menos y perder algo de peso.

Solo debe preocuparse si pierde más del 10% de su peso.

Es mejor evitar molestar a su mascota cuando come para que pueda descansar lo más tranquilamente posible.

¿Hay alguna manera de evitar que el gato haga cálculos?

La falta de consumo de agua puede conducir a la aparición de piedras.

Por lo tanto, debe asegurarse de que su perro beba suficiente agua.

Elige un recipiente que no acepte olores y mantenlo limpio: acero inoxidable, loza o vidrio, por ejemplo.

Trate de proporcionarle agua fresca constantemente, porque el agua que queda al aire libre rápidamente "toma" los olores y es difícil interesar a su perro.

Asegúrese de reemplazar el agua varias veces al día si puede.

Puedes darle una de sus croquetas a tu gato si tiene problemas para beber.

Finalmente, asegúrese de que la dieta de su mascota contenga suficiente proteína, magnesio, calcio y fibra para evitar problemas urinarios: la cantidad correcta de proteínas, la cantidad correcta de magnesio y la cantidad correcta de calcio.

Pídale consejo a su veterinario.

ESTRATEGIAS DE PREVENCIÓN (Estrategias de prevención)

Esfuerzos para aliviar el estrés

La reducción del estrés es esencial porque los gatos a menudo desarrollan problemas urinarios cuando se sienten amenazados, aburridos o ansiosos en general.

Para hacer esto, uno puede agregar más juegos, eliminar las causas de ansiedad, enfatizar una buena dieta o agregar suplementos.

El más importante de estos factores podría ser un aumento de la riqueza.

Los CIF y los problemas de comportamiento están estrechamente relacionados con el nivel de estrés que causan.

La comida y el agua son esenciales para la vida, no la descuides.

Al alimentar a sus gatos, asegúrese de elegir alimentos balanceados diseñados específicamente para ellos.

Debido a que preservan la hidratación y minimizan el contenido mineral, los alimentos húmedos (enlatados) son preferibles a los bocadillos crujientes como las croquetas.

Muchos alimentos formulados en orina solo están disponibles con receta médica, así que investigue los que desee.

Algunos alimentos solo deben administrarse por un corto tiempo, mientras que otros se pueden administrar como medida preventiva por el resto de la vida.

Los alimentos pueden ayudar a eliminar o prevenir cálculos y cristales, reducir el estrés y la ansiedad, promover la pérdida de peso, restaurar las membranas mucosas y equilibrar el pH.

Se pueden usar diferentes dietas por una variedad de razones.

Su veterinario puede proporcionarle información sobre las muchas opciones disponibles con receta o sin receta.

El agua fresca debe estar disponible en todo momento.

Las sábanas deben cambiarse al menos dos veces al día y se debe alentar a los gatos a beber.

A algunos gatos les gusta el agua fría, mientras que otros prefieren el agua a temperatura ambiente.

Algunos gatos pueden ser alentados a beber por grandes bolos y fuentes destinadas a ellos.

Agregar agua a los alimentos también es una buena opción para aumentar la ingesta de agua.

Obesidad y actividad física

Los gatos físicamente aptos y regulares tienen menos probabilidades de desarrollar enfermedades del tracto urinario (así como muchos otros problemas sistémicos).

El riesgo de enfermedad del tracto urinario inferior y su recurrencia se puede minimizar a través del control de calorías, ejercicio regular y un plan nutricional saludable.

Es importante limpiar las cajas de arena con frecuencia y controlar a los gatos para detectar signos de anomalías, como orina manchada de sangre o un cambio en la cantidad de orina.

La gran mayoría de los gatos prefieren los contenedores abiertos (aunque algunos prefieren un contenedor cubierto), y los contenedores más grandes y menos profundos son generalmente preferibles.

Evite usar velas altamente perfumadas y asegúrese de tener suficiente a mano.

Un buen lugar para comenzar es tener una caja de arena para cada gato y una bandeja adicional.

Mantenga los contenedores alejados unos de otros y no los mueva demasiado.

Los baños deben colocarse en lugares tranquilos, lejos de baños, puertas y lugares concurridos.

Acción de eliminación

Vigila a tu gato y presta mucha atención a sus hábitos de eliminación.

Los primeros signos de un problema son similares a los asociados con problemas de estreñimiento (intentos repetidos).

El uso del inodoro al aire libre, el uso frecuente del inodoro y el esfuerzo al usar el baño son signos a tener en cuenta.

En caso de duda, consulte a su veterinario.

Vea también nuestro archivo completo sobre el trazo del gato

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *