¿Por qué mi gato tose tan a menudo?

¿Tu gato tose como si se fuera a ahogar?. ¿Quieres entender mejor el fenómeno? Estás en el lugar correcto. Si tu gato tose a intervalos regulares, hay varias posibilidades a considerar: una enfermedad infecciosa, una reacción alérgica, una infestación parasitaria, etc.
La primera fuente de tormento del gato es el asma del felino.
Nos gustaría contarle más sobre las causas de la toxina en los gatos.

La toxoplasmosis es un síntoma raro en los gatos, pero puede ser impresionante cuando hay múltiples casos.
Se debe consultar a los veterinarios antes de que se pueda desarrollar un plan de tratamiento adecuado.

¿Por qué tose tu gato?

Varios factores pueden entrar en juego si tu gato comienza a comportarse de manera extraña.

Un reflejo para eliminar las toxinas del sistema respiratorio de su gato, la tos permite que el sistema respiratorio de su gato elimine rápidamente partículas extrañas o toxinas.

Cuando su mascota tose, el poder de expulsión es importante, hasta una velocidad de 250 metros por segundo.
Los mecanismos de defensa inmune (como macrófagos, neutrófilos y eosinófilos) y los mecanismos de limpieza del moco (como el aparato mucociliar) están respaldados por este mecanismo.

Parece que tu gato está exhalando aire mientras se agita, al igual que lo hace un dedo humano.
Esto no es un problema de "inspiración".

¿Cuáles son las razones para toser?

El término "tos" se refiere a una fuerte expulsión de aire a través de la boca de un perro.
Los reflejos tóxicos siempre se activan por un estímulo externo.
El propósito de este reflejo es expulsar cuerpos extraños o eliminar el moco respiratorio de los bronquios.
Las reacciones tóxicas en los gatos pueden ser causadas por varios factores.

La naturaleza de la enfermedad y los síntomas que la acompañan están determinados por la causa subyacente:

Síntomas genéricos asociados con la tos:

Gato tosiendo

Fatiga, fiebre, pérdida de apetito y pérdida de peso (especialmente en caso de enfermedad infecciosa).

Las toxinas incluyen el dolor y la expulsión de líquidos (como saliva, pus y moco) que son de naturaleza aguda o crónica.

La dificultad temporal para respirar, así como otros síntomas respiratorios como asfixia y asfixia, también son comunes.

Si su mascota comienza a estirarse y / o inquietarse, es esencial determinar si esto se debe a una molestia menor o una enfermedad más grave.
El mundo es tuyo, desde una ramita clavada en la nariz hasta una embolia pulmonar.
Si los síntomas no desaparecen después de tres días, debe consultar a un veterinario.
Sin embargo, otros signos, como hemorragias nasales o pérdida de interés, deberían incitarlo a llevar al animal al veterinario lo antes posible.

Producto tóxico que causa irritabilidad

Otras enfermedades como la traqueítis, la faringitis y la laringitis también pueden provocar infecciones.
Sin embargo, la causa de estas enfermedades a veces se remonta a la inhalación de un producto químico tóxico o irritante.
Pueden ser provocados por un producto de limpieza o jardinería, o por una fuga de gas.

Los síntomas de faringitis y laringitis son fácilmente visibles.
En primer lugar, el gato tiene problemas para tragar, deja su tazón lleno.
Este síntoma se acompaña de náuseas, vómitos y mareos.
Aquí también, la toxina está seca.

Durante la traqueítis, el gato será desgarrado por sus extremidades.
Si intenta observar la tráquea inflamada, también puede sentir náuseas.
El gato que tose tiene igual de somnoliento.
Las reacciones alérgicas finalmente pueden causar una recaída.

Mi gato tose: Previene y alivia las molestias del gato.

Hay varias maneras de aliviar la incomodidad del gato, especialmente si este tormento es causado por una alergia o virus sin efecto notable.

Tu gato necesita un buen cepillado:

El gato, especialmente durante la muda, tiende a perder mucho pelo.
Si no se deshace de ellos, su gato puede tragarlos accidentalmente mientras va al baño.
La obstrucción de las vías respiratorias causada por estos pelos puede provocar alargamientos y sensaciones desagradables para su mascota.
También pueden causar obstrucciones intestinales a corto plazo.
Para evitar estos problemas agravantes o incluso fatales, cepille a su gato regularmente.

Si su mascota es alérgica o al menos sensible, primero debe tratar de aislar todas las fuentes de patógenos.
Asegúrese de que su hogar esté bien proporcionado, proporcione un ambiente seguro y ponga las probabilidades de su lado para evitar quintas y eternidades.
Además, trata de mantener a los extraños fuera del alcance de tu gato para que no puedan olfatearlos.

Incluso si su garganta está bien, necesita ver a un veterinario regularmente.
La toxoplasmosis es a menudo un síntoma de una afección mucho más grave que la que se puede tratar con remedios de venta libre.
Si su perro sufre de alergias o asma, es posible que necesite un tratamiento tópico para hacer su vida un poco más fácil a diario.

¿Cuáles son los remedios naturales para la tos del gato?

Si su mascota continúa comiendo bien, parece respirar bien y no muestra signos de enfermedad, puede comenzar usando métodos naturales para curarlo.
Puede darles vitamina C, que puede ayudar a fortalecer su sistema inmunológico.
Diluidos en agua tibia, los aceites de lavanda y eucalipto pueden ser muy efectivos para descongestionar y calmar los bronquios inflamados.
Las plantas medicinales como el malvavisco, la raíz de regaliz, el pie de potro, el gordolobo y el malvavisco, que puedes cepillar en el tazón de tu gato, también son bien conocidas.

El metabolismo de los gatos es similar al de los humanos en muchos aspectos, pero no solemos pensar en ello.
Asegúrese de que su mascota nunca tenga frío durante los meses de invierno.
Fortalece su sistema inmunológico y ofréceles croquetas más nutritivas que les ayudarán a resistir el ataque de los virus del invierno.

Las muchas formas de toxinas

La tos es un reflejo corporal que tiene como objetivo deshacerse de cualquier cosa que irrite las vías respiratorias (laringe, tráquea y faringe) expulsando violentamente el aire.
Es un mecanismo de defensa del cuerpo.
Como resultado, los receptores en las vías respiratorias se pueden encontrar vinculados a los nervios.
En presencia de un irritante, estos receptores se activan, lo que resulta en una sensación de hormigueo.

Los siguientes dos tipos de juguetes pueden ser distinguidos por el gato, al igual que pueden ser con nosotros:

Tos seca: Una amígdala seca es una amígdala que produce poco o nada de moco.
Está presente cuando un organismo intenta alejarse de un cuerpo extraño, cuando hay una obstrucción a la circulación del aire, o incluso en el caso de un ataque de asma.

Se dice que una toxina es "grasa" si se acompaña de una producción significativa de moco.
Para facilitar la recolección y eliminación de patógenos, el cuerpo intentará secuestrar moco.

También hay que tener en cuenta la frecuencia.
Por lo tanto, puede ser baja o fuerte dependiendo de la cantidad de toxina presente en el medio ambiente.

Además, los intentos de vomitar no deben confundirse con la toxina.
Además, existe lo que se llama una "tos emetógena": una tos tan intensa que puede causar vómitos después de un episodio de toxina intensa.

¿Qué causa que tu gato tosa?

La tos y las eternidades son normales y necesarias porque eliminan las partículas no deseadas y el moco del cuerpo.
Por otro lado, si aparecen varias veces al día intensamente, y si duran más de tres días, ya no es posible considerarlos normales.
Es necesario determinar la fuente potencial del problema.

El pelo en grandes cantidades es consumido tanto por gatos de pelo largo como de pelo corto, incluso durante períodos de confinamiento solitario.
La garganta y la garganta del animal están secas debido a la irritación.

Faringitis: exactamente la misma que tenía en casa de su maestro.
El gato se ha resfriado y solo quedan quintillizos.

La laringitis es una condición en la cual la voz del gato se vuelve ininteligible por breves períodos de tiempo, especialmente cuando tiene una serie de sonidos ásperos.
Sus cuerdas vocales están incuestionablemente en el centro de una buena inflamación.

Rinitis: el gatito tiene un pezón que cuelga y se arrastra sin cesar.
Sus ojos son de color azul brillante.

Las alergias de los gatos al polvo o al polen son muy raras, pero requieren una visita al veterinario.

El virus Coryza, con el que el gato probablemente ha sido infectado desde su nacimiento, se ha reactivado.
La enfermedad contagiosa llamada Coryza es más común en las comunidades de gatos porque se transmiten la enfermedad entre sí.
Incluso si el gatito vive solo con sus amos, puede verse afectado por una Coryza.

Una enfermedad crónica: más común en gatos mayores, ciertas condiciones son la fuente de una toxina que ha estado presente durante algún tiempo y puede ser virulenta.
Estas enfermedades son, por ejemplo, bronquitis crónica, asma, insuficiencia cardíaca e insuficiencia respiratoria.

Una cosa extranjera es responsable de:

Un pólipo nasal, un pétalo de flor o incluso una brizna de hierba se pueden encontrar en la cavidad nasal de un gato.

Hay una serie de cuerpos extraños que pueden bloquear las vías respiratorias del animal: un puente en su garganta, un pequeño trozo de juguete colgando de su cuello, son solo algunos.
Por lo tanto, la deconstrucción es difícil en este caso.
Este es un caso de absoluta urgencia porque puede ser potencialmente mortal.

En raras ocasiones, un defecto de nacimiento en los gatos puede ser la causa subyacente del paladar hendido.
El paladar hendido es una referencia a la grieta en el paladar.

¡Ya no tenemos que esperar para ver al veterinario!

Vea también nuestro archivo completo sobre el trazo del gato

Para acceder a nuestros cursos de formación haga clic directamente aquí

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *